Traductor

Reseña: Crank (Crank #1) de Ellen Hopkins

8.2.15

|
Título: Crank
Autora: Ellen Hopkins
Editorial: Océano
Sello: El lado oscuro
ISBN: 9786074006452
Páginas: 440
SINOPSIS:
Kristina Snow, de 17 años, prueba por vez primera el cristal cuando visita a su padre. Durante su estancia se engancha en un mundo intimidante y poco familiar, regido por las drogas, el cual le abre el paso a Bree, su alter ego, una chica arriesgada que se habla de tú a tú “con el monstruo”. Una novela basada en un hecho real que obliga a mirar con cautela al monstruo de las drogas...

OPINIÓN:
Al iniciar la lectura, sabía qué podía esperar de esta, sabía lo que trataba y sabía que la autora lo vivió en persona, por lo tanto sería algo delicado, pero no me esperaba quedar así de sorprendido.

Crank nos narra la historia de Kristina Snow, una chica ejemplar en todos los aspectos, una chica que, en una visita a su padre, conoce a su alter ego Bree, a quien no debió haber despertado, pero de lo cual se dio cuenta demasiado tarde, cuando el monstruo ya se había apoderado de ella.

La historia no se anda con rodeos, desde un principio muestra solidez y la mantiene a lo largo del libro. La autora nos presenta a Kristina Snow cuando todavía conservaba su calidez, pero rápidamente nos muestra a Bree, esa parte de Kristina que hace y piensa de forma contraria a esta, esa parte que hace y dice lo que Kristina no se atreve a hacer y decir, la que se lanza a la piscina llena de tiburones sin preocuparse por lo que pueda suceder, sino que solo tiene en mente los beneficios que esto le provocará. Por supuesto, Bree es la parte que arruinaría a cualquiera a la menor oportunidad, y que arruina a muchos, pero también, tiene algo que todos deberíamos tener, unas ganas de vivir que la mayoría oculta por temor a lo que la gente piense o a lo que no se atreve a descubrir, no digo que todos corran a drogarse, sino que no tengan temor a hacer lo que les gusta por preguntarse ¿qué pensarán de ti? Si a ti te gusta, si eres feliz haciéndolo siempre y cuando sea algo saludable, ¿por qué no hacerlo? Y eso precisamente es lo rescatable de la personalidad que Bree le confiere a Kristina, pero por supuesto, eso no salva, ni un ápice, todo lo que perjudica en los demás aspectos. Ellen Hopkins maneja una narración delicada pero fuerte, fluida pero decidida y sobre todo, sorprendente y provocativa. Te encuentras transcurriendo entre las letras de esta autora, que transfiere todas sus emociones al lector, y lo hace participe de lo que alguna vez ella vivió, haciendo que la tensión, el enojo, la desesperación y la oscuridad se apoderen no solo de libro, sino también del lector. Uno se encuentra maldiciendo por las decisiones tomadas, dando otras opciones que bien sabe ya no puede ser tomadas, y jurando que hay mejores formas de hacer las cosas. Por esto mismo, Crank es un libro que indudablemente debe ser leído cuando la curiosidad esté despertando en uno, y no solo cuando eso suceda, sino también porque aprendes con lo que le ha ocurrido a muchas otras personas, te ayuda a no cometer esos errores y a pensar dos, tres o mil veces las cosas antes de hacerlas, tiene el poder de ponerte a pensar sobre el enorme y filoso poder del monstruo.

Por otra parte, la forma de escribir de Hopkins es fuerte y elegante, diferente de una forma atractiva y originalmente llamativa. Te hace sentir más cada una de sus palabras, asemejando a un discurso y a un poema, más que a una novela, mostrando más de un sentimiento y sintiendo todo eso en un solo libro.

Es una mirada real a lo voluble que es el ser humano, a lo fácil que es corromperlo y por el contrario, a lo difícil que es enderezarlo. Mediante sus versos, Ellen Hopkins te muestra lo doloso que es caer en las garras de las adicciones, y lo rápido que eso afecta tu vida y a los que te rodean.

Es una novela bastante inquietante, por momentos, me encontré con la curiosidad de saber qué será experimentar lo que Kristina/Bree experimentan. Más que inquietante, es perturbadora la forma en la que te crece la curiosidad pero de pronto se desvanece sin tener la oportunidad de florecer (afortunadamente) pues los sucesos que la autora describe son lo suficientemente tristes y malos que no te quedan ganas de pasar por lo mismo, por más que puedas volar un rato. Esta es una de las cosas que más me sorprendieron, la habilidad que Hopkins tiene para introducirse en el lector por medio de sus frases. Ha sido una total sorpresa toparme, entre tanta perdición, frases melosas y melancólicas muy románticas.



Por los personajes, hay de todos, hay planos pero también muy desarrollados, como lo es la misma Kristina, mientras que hay otros que cumplen su parte sin destacar más allá y otros que te sorprenden por lo importantes que parecen ser en lo que se narra. Por momentos, me pareció que la autora usaba y desechaba a los personajes demasiado rápido, fue una sensación que hasta el momento conservo, pero lo mismo puede ser porque el tema que trata te muestra que el monstruo provoca que pierdas a las personas que quieres, sean buenas y no tan buenas, pero las pierdes por culpa de esos deseos que no puedes evitar, así que por una parte es entendible, pero la sensación sigue presente. Así mismo, todo pasa muy rápido para el lector, apenas comienza con esto y aquello cuando ya hay otro y esto otro, lo cual te desequilibra porque todo pasa tan rápido, hay tanto giro y cambios que cuando menos te das cuenta la protagonista ya está hasta arriba de problemas, otra vez, creo tener una explicación para esto, y eso es el tipo de narración que tiene la autora, pero de esta excusa no estoy muy convencido.


Ellen Hopkins le muestra al lector un mundo que no querrá visitar, lleno de deseos perturbadores, complicados y oscuros que es muy difícil evitar, por no decir imposible, y te muestra lo fácil que es entrar a él. Con una narración hábil y diferente, atrae al lector como abeja a la miel y no lo suelta hasta que lee la última página, dejándolo con ganas de más y unos sentimientos revueltos que solo pueden ser causados por una buena escritora. Muestra un control completo sobre lo que habla, haciendo dudar sobre si fue su hija o ella la que se drogaba.

3.5/5

10 comentarios:

  1. nada mal, aunque quizas un poco más oscuro de lo que estoy acostumbrada a leer.
    un beso !

    ResponderEliminar
  2. Si le tenía ganas antes, ahora le tengo más ganas todavía. Parece una historia muy cruda. Además, el hecho de que la escritora haya vivido lo que narra hace que me llame aún más.

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  3. Yo la verdad estoy esperando que llegue acá pronto porque realmente si es un tema que me llama mucho la atención. Tiene como un aire a FRÍO de Laurie Halse Anderson.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me parece una historia muy buena y realista, de la cual te puedes sorprender y pensar si en verdad sucede todo eso, gracias por tu reseña

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    No lo conocía y me apetece leerlo. Una persona muy cercana a mí tuvo problemas con las drogas y pienso que me podría ayudar a entenderle mejor.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Se ve interesante el libro, pero por ahora no tengo ganas de leer un drama relacionado con la droga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Ellen Hopkins es una de mis autoras favoritas. No sabía que habían publicado nada suyo en español, ya que sus novelas están todas en verso, y a parte de ser difícil traducir poesía, sus poemas muchas veces son caligramas (recuerdo en especial uno de su libro «Identical», el cual tenía forma de botella, para dejarnos caer a primera vista el problema con el alcohol que se presenta en el libro) y porque lo veo algo difícil de vender entre el público juvenil español, ya que son novelas realmente duras; a pesar de eso, me alegra mucho que alguna editorial española le haya dado una oportunidad a esta fantástica autora.
    Ahora mismo estoy leyendo «Fallout», la tercera y última parte de la saga, y he de decir que es el libro más curioso de los tres. Hopkins, en la mayoría de sus libros, usa varios narradores, y aquí vuelve a usar ese recurso, pero de una manera completamente especial, que nos conecta con Kristina al primer verso y nos enseña todavía más -si cabe- lo devastadora que puede ser la droga.
    En cuanto a tu reseña, me ha parecido genial. Llevo leyéndote un rato y he de decir que me gusta cómo te expresas y cómo hablas de las historias.
    Te dejo en marcadores, ya que no tengo blog. Volveré a visitarte.
    ¡Un beso! -Ecke.

    ResponderEliminar

Expresa tu opinión, pues es importante. Sin ofensas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...