Top Ad 728x90

12.7.15

, , , ,

Reseña: Arcilla, de David Almond

Título original: Clay
Título: Arcilla
Autor: David Almond
Editorial: Castillo
ISBN: 9786074631035
Páginas: 296

SINOPSIS:
Un chico extraño ha llegado al pueblo de Davie. Su nombre es Stephen Rose y se rumorea que fue echado del seminario donde estudiaba. En un inicio, Davie y su mejor amigo, Geordie, sólo ven a un chico pálido y maloliente, pero pronto descubren que Stephen tiene un gran talento para modelar figuras de barro. Stephen convence a Davie de que sus figuras no sólo parecen reales, sino que lo son, y que ambos tienen el poder de darles vida. De esta manera, ambos crean a Arcilla, un monstruo de barro dispuesto a seguir sus órdenes. Mas lo que empieza como un milagro, pronto se convierte en una pesadilla.
OPINIÓN:
Al comenzar Arcilla, iba con mis expectativas, sé que no es bueno (por lo menos no siempre) y que no debí hacerlo, pero había estado viendo buenos comentarios sobre David Almond y otros de sus libros, que fue inevitable no hacerme a la idea de que este me gustaría mucho, más porque la sinopsis me resultaba llamativa y aunque la edición en español tiene una portada bastante simple, me parece muy buena y más que la original. Así pues, lo leí cuando decidí que ya era el momento. En pocas palabras, resultó ser una historia diferente a lo que imaginaba.

La narración, de mano del protagonista Davie nos cuenta cómo un pueblo empieza a sufrir cambios desde el momento en que un chico llamado Stephen, lleno de secretos y un pasado oscuro y desconocido, se muda con su tía, a quien por si fuera poco, la llaman La loca Mary. Este chico, Stephen, perdió a sus padres. Se dicen muchas cosas sobre él, pero aunque solo parezca un chico más, esconde grandes cosas que enturbiarán la vida de Davie. ¿Qué pensarías si fueras capaz de crear un monstruo de arcilla?

Una de las cosas que me di cuenta cuando terminé el libro y que me gustó, es que muchos de los pensamientos de Davie me parecieron reales, me parecía razonable lo que hacía y lo que pensaba, no siempre, pero la mayoría de las veces. Es un chico centrado y normal, que sin darse cuenta, solo quiere encajar y hacer lo que las personas normales hacen, salir con amigos, tener novia, estar con sus padres, travesuras, etc. Y eso es lo que hace hasta el momento en el que Stephen se relaciona con él y le plantea cosas que nunca se hubiera imaginado, logrando desconcertarlo y hacer que haga cosas que en otro momento no haría. David Almond crea personajes vulnerables y reales, quienes reflejan una vida en busca tranquilidad y continuidad. A excepción de Stephen, por supuesto. ¿El problema? Que la mayoría de las frases de Davie y su mejor amigo eran cortas y planas, solo con un libro me había pasado anteriormente, pero esta vez me volvió a suceder que los diálogos me enfadaban, hay un exceso de “ajá” como respuesta de parte de estos dos, sumándole que Davie parece no saber nada, diciendo cada tanto “no sé” y “no sé”, eran grandes mis ganas de darle un golpe para que reaccionara; puede que sus decisiones muchas veces fueran buenas, pero su habilidad para hablar es nula (cosa contraria con Stephen). 

Por otra parte, al final no sabes qué pensar de Stephen, si es el antagonista propiamente dicho, si es un personaje más o qué, se sabe que es importante, porque tiene un papel fundamental al igual que Davie, pero es difícil saber si es bueno o malo, aunque ahora que lo escribo, creo que ahí el autor demuestra algo que menciona en el libro, y parafraseando sería: No siempre se trata de ser bueno o malo, sino algo intermedio, un punto que no es malo ni es bueno, pero tiene parte de ambos. Esto porque el chico ya mencionado parece trastornado, hace cosas extremas que lo hacen ver como el personaje malo de la historia y puede que al final lo sea, pero la locura que refleja en las últimas páginas da para pensar de que simplemente es algo que le pasa a las personas que han tenido una vida difícil; claro, son divagaciones que uno como lector tiene al final de la lectura, así que no me hagan mucho caso si lo leen y no concuerdan.

Me encantaría decir que me gustó, pero simplemente puedo decir que estuvo bien, sin más. Lo leí en un día, así que eso sí les puedo confirmar, como muchas lecturas infantiles o juveniles, se lee fácil y de forma fluida, siempre y cuando el lector no se distraiga. Lo triste de esto, y mucho tiene que ver con que no me haya convencido realmente, es que al final no explica las pocas o muchas dudas que el lector puede tener. Esperaba saber qué le sucedía a Stephen en realidad y porqué se ensaña tanto con Davie, pero en realidad no lo logré comprender y menos porque no se explica nada en claro. Sería fácil ponerse a pensar y ver qué se obtiene de eso, pero en este caso siento que aquello que se obtenga de pensar es más producto del lector y no del escritor, refiriéndome y pensando en que Almond tuviera como propósito que el lector llegue a cierta conclusión, pero que en realidad no sucede eso y el lector simplemente llega a una conclusión que el cerebro le ofrece, con la cual se puede contentar. Eso sí, no es algo que se obtenga rápido.

Lo que definitivamente no me esperaba es el gran toque de religión, no solo los personajes van a misa, sino que están completamente involucrados en los ideales de esta (la mayoría) y el autor lo hace sentir como que todos deberíamos pensar igual y ser fieles a eso sin importar nada. Me parece bien, yo mismo soy católico, pero no me gustó el tono y la presión que el libro influye en los personajes y por consiguiente en el lector, no solo la parte anteriormente mencionada, sino que también está la parte opuesta, la que no cree en la religión diciendo que no hay un Dios, en la mayor parte del libro vemos un estira y afloja entre los personajes principales sobre si hay un Dios o no, por qué sí y el por qué no, entre otras cosas. Juega parte fundamental en la historia, sin eso no sería lo que es, pero descoloca toparte con un tema tan fuerte en una historia juvenil.

Con todo lo anterior mencionado, invito a que cada quien decida si le interesa o no leerlo. 

2/5

6 comentarios:

  1. Me pareciò curioso este titulo, me recuerda mucho a la historia del Golem... bueno, básicamente es lo mismo. No sé si le daría una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, cuando lo conocí también me recordó a ese libro, pero tristemente no lo he leído, así que no puedo comparar.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola!!! no conocia el libro, pero al leer el argumento me ha llamado la atencion, pero parece que no te ha entusiasmado mucho, asi que lo dejare por ahora. Gracias por la reseña.
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog y ya te sigo y te invito a visitar el mio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La verdad después de leer la reseña no tengo nada de intención por leer este libro. Gracias por la reseña!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Aunque parece una lectura rápida en definitiva paso.
    Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Me parece que de éste voy a pasar por ahora. Ya sabes, demasiados pendientes por leer y poco tiempo para hacerlo.
    Me gustó la reseña. Está genial.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar

Expresa tu opinión, pues es importante. Sin ofensas.

Top Ad 728x90