Top Ad 728x90

1.1.17

, , , , , ,

Reseña: Harry Potter y el legado maldito (Harry Potter #8) de J.K. Rowling, Jack Thorne y John Tiffany

Título: Harry Potter y el legado maldito
Título original: Harry Potter and the Cursed Child
Autores: John Tiffany, Jack Thorne y J.K. Rowling 
Editorial: Salamandra 
ISBN: 9788498387568
Páginas: 336
SINOPSIS: 
DIECINUEVE AÑOS DESPUÉS...
LA OCTAVA HISTORIA.

Ser Harry Potter nunca ha sido tarea fácil, menos aún desde que se ha convertido en un ocupadísimo empleado del Ministerio de Magia, un hombre casado y padre de tres hijos.


Mientras Harry planta cara a un pasado que se resiste a quedar atrás, su hijo menor, Albus, ha de luchar contra el peso de una herencia familiar de la que él nunca ha querido saber nada. Cuando el destino conecte el pasado con el presente, padre e hijo deberán afrontar una verdad muy incómoda: a veces, la oscuridad surge de los lugares más insospechados.

OPINIÓN:
Desde que se dio a conocer la noticia de un octavo libro hubo buenas y malas reacciones, luego de su publicación hubo otras tantas, que si era necesario, que si no, que si arruinó la historia, que no aporta nada, etc. Pues bien, ahora que lo he leído, independientemente de todo lo que se diga, para mí fue maravilloso volver a este mundo mágico al que tanto aprecio le tengo y que tanta felicidad me ha dado.

Me gustó, en verdad me gustó. Y probablemente me gustó por lo que me hace sentir el simple hecho de volver a este mundo añorado, más que por la construcción de la historia, pero puedo dejar claro desde un principio que si vienen siguiendo a Harry Potter desde hace mucho tiempo, tienen que leer este libro, es impensable que se queden sin leerlo, porque en Hogwarts siempre seremos bienvenidos.
 

El guión nos narra la historia de Albus Severus, segundo hijo de Harry y Ginny Potter, quien al inicio de la historia comienza su primer año en Hogwarts, lo cual para muchos otros sería maravilloso, pero para el hijo del famoso Harry Potter no lo es tanto. ¿Qué pasa si no queda en Gryffindor como su familia? ¿qué pasa si no cumple con las expectativas de los profesores? ¿qué pasa si no es lo suficientemente valiente como su padre? ¿qué pasa si no tiene amigos? Hay un montón de preguntar que se hace y que lo hacen perder el camino. A veces, la oscuridad surge de lugares insospechados.

Estoy de acuerdo en que no era necesaria esta historia, también estoy de acuerdo en que el hecho de que sea un guión de teatro y no siga el formato de las novelas anteriores es muy triste y no muy bueno, pero también creo que logra entretener y darnos un rato de felicidad, algo a lo que ningún fan de esta historia se negaría. Hubiera sido estupendo que J.K. Rowling escribiera el libro como novela, completito, y no que solo le diera su aprobación y consejos, pero uno se conforma con lo que tiene, ¿no? Me parece inservible decir a los cuatro vientos que solo es cuestión de dinero, porque sea como sea, la autora ya es millonaria, y más que nada, ¿qué ganan desmeritando algo que ya está hecho? Supongo que satisfacción personal, algo que yo no necesito hacer porque la felicidad de volver a Hogwarts es suficiente.

La verdad es que me cuesta hacer esta reseña, porque por un lado solo quiero escribir lo feliz que estoy por este octavo libro, pero por otro quiero ser honesto con todos, y no encuentro el orden para hacer ambas cosas.


Hablaré de los personajes. La mayoría ya los conocemos, aunque se agrega un personaje que nunca habíamos visto y que es un shock para el lector, este personaje es extraño y la forma en que entra a la historia es apresurada. Harry es el personaje que más me decepcionó de este libro, aunque todos lo hicieron en cierta medida. No pensaba que Harry sería el mejor padre, porque él ni siquiera fue criado por uno, pero la forma en que hacía su función de padre me desesperó, mucho de lo sucedido es a causa de él, y solo me hace volver a remarcar lo esencial que Hermione fue para él, yo creo que sin ella se hubiera muerto él o Ron en el primer libro. Mientras que Hermione es lo que esperaba de una Hermione adulta, responsable y algo intolerante, pero una excelente amiga como siempre, me agradó mucho verla en su puesto de trabajo, le queda excelente y no me fue difícil imaginármela con el puesto. Por otro lado, Ron me decepcionó pero no por algo que haya hecho, sino por cómo lo describieron los autores, ya que en el libro no pasa más que por el bufón de la historia, haciendo comentarios tontos y sin nada útil que aportar, algo que muchos identificamos en él, pero no de esta manera tan exagerada. Albus Severus, cabezota como su padre, obstinado como pocos, en verdad, ¡es muy parecido a Harry! Aunque no quieran aceptarlo, el libro se trata de él, y es una copia de su padre, ya que tiene que ser salvado por alguien más, y sus problemas son mayormente resueltos por otro personaje, que sí, que aporta algo y que es parte de algo más grande, ¡pero así es Harry! No sé si me gustó la similitud o me enfadó. Finalmente, Scorpius Malfoy, ¡vaya! Me encantó el personaje, también es como su padre, pero sin una mascara que oculte su verdadero ser. Yo lo tomo como coprotagonista, y creo que el saco le quedó a la perfección, sin duda habría sido estupendo conocerlo más en una narración más amplia, como lo fueron los primeros siete libros.

Hablar de los escenarios o los sentimientos y sensaciones más profundas de los personajes es difícil porque el formato no lo permite, pero con el hecho de saber que se encuentran en el expreso de Hogwarts hace sencillo traer a la memoria los recuerdos de cuando Harry conoció el expreso, cuando anduvo perdido y cuando, por casualidad, se sentó en el mismo compartimiento que Ron Weasley, aquel compartimiento que inició una gran amistad. Pero ya escenarios como la casa de los Potter dejan a uno como un tempano, porque no se siente el calor y la felicidad que el hecho de pensar en La madriguera nos hacía sentir, y eso es algo que indiscutiblemente es decepcionante, ¡qué diferente habría sido con las descripciones de Rowling! pero todo este ejemplar solo queda en eso, en el pequeño retazo de felicidad que otorga y en el gran "hubiera" que está presente a lo largo de la historia.

Una de las mejores cosas son las similitudes con el inicio de la saga, el cómo se conocieron Harry y Ron, que se asemeja a como se conocieron Albus y Scorpius, la ceremonia de selección, los nervios de Harry/Albus y por supuesto, la amistad que presenta. Algo que Rowling deja muy en claro en todos los libros de la saga es que la amistad es muy importante, y que nunca estaremos solos siempre que alguien que nos aprecie esté dispuesto a luchar con nosotros. 

Harry Potter y el legado maldito es una obra corta, que pudo haber sido algo más grande pero que se quedó en lo aceptable, a lo cual no nos tenía acostumbrados Rowling, ya que ella iba por más que lo aceptable. Es un libro delicioso para los fans del mundo mágico, y un plato poco sustancioso para los que esperaban algo totalmente escrito por Rowling. Sin duda, es hermoso volver a este mundo que tanta felicidad ha dado y que siempre tendrá un lugar en mi corazón, así como en el de los lectores.

6 comentarios:

  1. ¡Hola!
    De todo el revuelo que se armó, yo era parte de quienes estaba emocionada para que saliera. Y apenas salió en Argentina lo compré (lamentablemente en español porque yo lo quería en inglés, pero estaba en la librería, lo vi, me enamoré, le empecé a comentar de todo a mi mamá "que era nuevo" "que me lo quería comprar", blah blah blah y ella se ofreció a comprarmelo, así que me la banco). Hay muchas opiniones con las cuales no estoy de acuerdo porque no es un libro más, sino que es un guión. Creo que muchos se decepcionaron porque lo que en realidad querían era una novela más cuando este es un obra de teatro, corta, que se lee enseguida y obviamente no tiene los detalles y profundidad de un libro común y corriente. Por mi parte tengo que decir que me encantó. Amé volver a leer sobre ese mundo mágico que me inició en la lectura, y aunque si hubo cosas que talvez no me parecieron (como volver a la amistad entre Harry y Ron cuando Albus conoce a Scorpius, ciertas actitudes de Harry), hubo otras que me encantaron (Scorpius <3). Bueno, creo que un toque largo el comentario :S
    Me encantó tus reseña y ¡feliz año!
    Un beso enorme desde Mi Mundo entre Libros y Páginas (http://bit.ly/2ix3jQH)

    ResponderEliminar
  2. Es una de esas cosas que no puedes evitar amar, sólo por ser de HP, aunque tienes razón sobre la necesidad de este libro. De pronto me puse a pensar en que era pura mercadotecnia pero igual lo compré y lo leí jaja, así que SI es imperdible para cualquier potterhead.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. He visto igual número de buenas opiniones como de malas. Creo que lo mejor será simplemente leerlo y salir de dudas.

    ResponderEliminar
  4. Aún tengo una duda respecto a este guión. ¿Por qué seguís llamándolo 8º Libro?
    Sólo un spin off que se inventaron dos fans de Harry Potter. No lo escribió Rowling, así que no pertenece a ninguna saga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Editoriales, publicistas y quienes lo reseñan le llaman el 8° libro porque así Rowling lo permitió, no solo le dio el visto bueno, sino que dejo que se le tomara como el octavo libro de la saga, esa es la razón. Saludos.

      Eliminar
  5. La verdad es que odie el libro. Si lo tomara sólo como un guion de teatro de dos fans y ya quizá lo hubiera apreciado mejor, pero la verdad quedé muy enojada con el guion y más todavía que salieran conque es oficialmente la continuación. Entiendo que al ser guion no tiene la profundidad que un libro pero no por eso te cargas toda todas las reglas que te habías creado en 7 libros. Con tantas cosas geniales que tenía el mundo de Harry Potter que metieran viajes en el tiempo, alterando lineas temporales... todo me pareció forzado, sin sentido, absurdo, fanservice y ya.

    Para mí, la historia termina en el 7mo libro y ahora sí que a mi conveniencia, ignoraré la existencia de este libro como Canon.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Expresa tu opinión, pues es importante. Sin ofensas.

Top Ad 728x90