Top Ad 728x90

14.3.17

, , , , , ,

Reseña: Fahrenheit 451, de Ray Bradbury

Título: Fahrenheit 451
Autor: Ray Bradbury
Sello: Debolsillo
ISBN: 9786073107372
Páginas: 184
SINOPSIS: 
Fahrenheit 451 ofrece la historia de un sombrío y horroroso futuro. Montag, el protagonista, pertenece a una extraña brigada de bomberos cuya misión, paradójicamente, no es la de sofocar incendios sino la de provocarlos, para quemar libros. Porque en el país de Montag está terminantemente prohibido leer. Porque leer obliga a pensar, y en el país de Montag está prohibido pensar. Porque leer impide ser ingenuamente feliz, y en el país de Montag hay que ser feliz a la fuerza...

OPINIÓN:
Fahrenheit 451 es considerado un clásico de la literatura por los temas que trata y la manera de hacerlo. Leer un clásico siempre es un reto, y no porque se diga que la narrativa es rebuscada o que las ideas no se desarrollan de manera comprensible, no, sino porque en la actualidad, y durante mucho tiempo, o desde siempre, el choque de ideas no siempre es un manjar, sino que también puede ser un problema. El no pensar lo mismo acerca de un libro puede ser penoso, porque habrá quienes pienses lo contrario y si es mucha gente, así le va a uno por pensar diferente. Y este es el caso, dado que a mi como lector la lectura de este libro me dejó con ideas, sí, pero no con la sensación que en todos lados se menciona: la de haber leído una obra magnífica.

Y hablando de diferencia de opiniones, ¡eso maneja este libro! El cual nos habla de un mundo, o por lo menos un país, en el que los libros están prohibidos, y la labor de los bomberos no es extinguir las llamas, sino crearlas. ¿Con qué fin los bomberos pueden crear fuego en lugar de terminarlo? Con el fin de terminar con los libros, de quemarlos hasta que sea imposible leerlos, ¿qué digo? Hasta que sea imposible sostenerlos en manos sin que se deshagan. ¿Por qué? porque los libros nos ponen a pensar, los libros nos permiten aprender del pasado e imaginar el futuro, pero sobre todo, los libros nos permiten ser libres, no nos obligan a creer en lo que leemos, nos invitan a leer más allá de ese libro para formar ideas y así tener un pensamiento trabajado y creíble; nos permiten poner a trabajar el cerebro y ser felices sin la aprobación de nadie más que de la propia. En este mundo, las personas viven embobadas con la televisión, se creen palabra a palabra lo que ahí se menciona, y con el tiempo pierden debido a esto la capacidad de preguntarse si será cierto, por qué, cómo y dónde. La televisión pone a descansar al cerebro a tal punto de perder la capacidad de libre albeldrío y libre pensamiento. Bradbury maneja de manera lógica esta idea, con un protagonista que después de haber vivido toda su vida en el letargo creado por esa sociedad controladora despierta a un mundo en el que los detalles cuentan y las palabras lógicas tienen sentido, donde es posible dudar de las cosas y querer la verdad, no solo aceptar lo primero que te dicen.

Bradbury plantea una situación que parece que solo podría suceder en el pasado, pero que si ponemos atención, y actualmente no es necesario tanta, podrán darse cuenta de que está sucediendo, y que no es algo ficticio, por lo menos las ideas principales. Es cierto que los libros son legales, es cierto que tenemos libertad de opinión, pero también es cierto que la política controla a la población, que se eligió a un presidente por su apariencia (entre otras cosas), que se eligió dar la libertad por una televisión, y que se eligió vivir en el engaño para creer en una tranquilidad que en realidad no existe, y que afortunadamente muchas personas lo notan o lo saben y lo hablan y lo gritan.


Sí, el autor maneja ideas magníficas y pasa un mensaje que alerta al lector, sí, pero es más el escandalo formado en la mente del lector que lo que se lee en el libro. Mientras leí, acompañé a un personaje que despertó en un mundo donde la gente vive engañada, pero que el seguir su historia aporta un par de mensajes y eso es todo. Creo que Guy, el protagonista, se presenta exagerado y tonto, en cierta parte es comprensible, pero es imposible no sentir forzada su reacción y darte de cabezazos mientras sigues su vida en las últimas etapas de control.

¿Cómo decirlo de manera correcta? El libro me transmitió algo, pero no resultó ser la gran obra que todos mencionan que es y no me hizo sentir el torrente de sensaciones que una historia como esta te debe hacer sentir. Me pareció lenta y en momento desesperante, con las ideas escondidas, lo cual no es malo en realidad, pero con otras desperdigadas innecesariamente. Pero principalmente, es importante que en libros como estos, tan conocidos, no dejarse llevar por lo que se escuche o se lea por ahí. Estos libros necesitan que el lector llegue puro y termine impuro.

Fahrenheit 451 es un vistazo fugaz pero preocupante de lo que sucede en la actualidad y de los peligros que esto acarrea. Una historia que habiendo sido escrita hace más de 15 años plantea una situación que el lector tiene que evaluar. El conformismo de la actualidad son las prohibiciones y limitaciones del futuro, ¿estamos dispuestos a seguir en el letargo?

Pensar antes de quemar. En esta vida hay que ser felices, pero no ingenuos.

9 comentarios:

  1. ¡Hola cielo!
    Veo que no te ha terminado de convencer este libro.
    Yo lo odié sinceramente, me daban ganas de dormir. Me dió coraje porque todo el mundo lo pone por las nubes y no fue ese en absoluto mi caso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. A mí no me llama mucho este libro y creo que prefiero leer otras cosillas. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Ya tiene varios años que leí esta novela y también me quedó debiendo. Y como mencionas, hasta miedo me dio que me señalaran por no haberme gustado tanto como a todos por ser "clásico". Claro que tiene cosas buenas pero está más en lo neutral que en algo sorprendente como lo ponen muchos.
    Excelente reseña.

    ResponderEliminar
  4. Le tengo muchas ganas a este libro, aunque ya tengo bastante claro que tampoco me voy a encontrar con nada del otro mundo... Quizá para la época era algo diferente, nuevo incluso, pero actualmente es difícil tener esa perspectiva. Aun así, espero poder disfrutarlo aunque sea un poco, porque es una historia a la que le tengo ganas desde hace mucho tiempo :3
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. A mí me gustó mucho, fue el primer libro distópico que leí

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me pasó un poco como a ti, es decir, me gustó pero tampoco tuve la sensación de haber leído una obra maestra aunque reconozco que la idea, el desarrollo y el final (¡qué final!) son de una cualidad bastante elevada. Aún así, es interesante recomendarlo para que la gente lea, que sean amantes de las letras y las humanidades ya que sin eso seremos robots, que es donde va la sociedad actualmente (sí, soy de letras xD). Un beso!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hoola! Este clásicos es uno de mi eternos pendientes pero que nunca me termino de animar a leer. Lo intenté hacer ya muchos años, pero como no entendía nada lo dejé. Pero ahora mismo tengo bastantes ganas de leerlo

    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Coincido contigo.
    Cuando lo leí no sentí nada, literalmente NADA. Fue tiempo después que ya todo fue cobrando (medio cobrando en realidad) sentido para mí. Creo lo mismo que tú, que el libro tiene su mensaje y todo, pero hasta ahí va la cosa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! La verdad es que me gustó mucho tu reseña. Más que nada porque he leído varias sobre este libro, y en todas se plantea a la obra como excelencia, mientras que yo me preguntaba si habría gente que discerniera. Muchas gracias por la opinión, me cautivó esta frase "Estos libros necesitan que el lector llegue puro y termine impuro" y ahora tengo ganas de leerlo, pero para sacar mis propias conclusiones.
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Expresa tu opinión, pues es importante. Sin ofensas.

Top Ad 728x90